La Martin D-41, un clásico americano

Autor: Arturo Tranquilino.                  

En cuanto uno escucha mencionar las guitarras Martin, automáticamente viene a la mente un standard de calidad en cuanto a instrumentos de cuerda se refiere.  Así como un el cristal de Baccarat, los pianos Steinway o los autos Rolls Royce, este nombre sobresale de entre los demás.
Desde 1833 esta compañía ha construido las mejores guitarras acústicas del planeta y estas son las favoritas de músicos de todos los estilos.
Aunque han hecho guitarras magníficas a lo largo de la historia, su creación más famosa es el modelo Dreadnought. Con este modelo, cientos de artistas, como Elvis Presley, Joni Mitchell, Neil Young, Kurt Cobain Michael Hedges han compuesto canciones que convirtieron a sus creadores en leyendas vivientes. Dreadnought, llamada así en honor al barco del mismo nombre utilizado por la armada británica durante la Primera Guerra Mundial.

Estos instrumentos fueron construidos originalmente para la Oliver Ditson Company y su forma era muy diferente a las actuales guitarras, ya que contaba con solo 12 trastes, no contaba con pickguard y su cuerpo era más largo, entre otros detalles. En 1931, Martin empezó a construir guitarras Dreadnought propias utilizando madera de caoba para construir los cuerpos y ébano para los trasteros y puentes y el resultado fue todo un éxito.

 
Durante muchos años Martin Guitars sacó al mercado diferentes Dreadnoughts, pero fue en 1969  cuando la más famosa de todas ellas vio la luz; la Martin D-41. Este modelo vino a llenar el hueco dejado entre la D-35 y la D-45. Los artistas pedían a gritos una guitarra lo suficientemente brillante como para verse desde la parte trasera de un auditorio, pero no estaban dispuestos a pagar demasiado por un instrumento de cuerda con esa característica.

Los lauderos de Martin se pusieron a trabajar y el resultado fue una guitarra de precio accesible (800 dls de la época) con un gran sonido y pocas perlas en su decorado. Todos estos detalles hicieron de la D-41 el instrumento perfecto para tocar en vivo y grabar sin perder el sonido característico de las guitarras de la marca.

Así que ten la seguridad de que cuando toques una Martin D-41 tendrás en tus manos la guitarra perfecta para tocar en vivo, grabar una canción y convertirte en una leyenda de la música.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *