Only a Gibson is good enough

Autor: Arturo Tranquilino.                  

Mi primera guitarra fue una Gibson Sg Special negra.  Era 1992, el grunge sonaba en todos lados y el dólar estaba a 3.50 pesos. Ese mismo año mi papá me compró, en una pequeña tienda de instrumentos del centro de la Ciudad de México, mi primera guitarra eléctrica. En un abrir y cerrar de ojos estaba tocando con Yokozuna en el Vive Latino del 2008 con esa guitarra. Apenas íbamos en la primera parte del show cuando un paso en falso me hizo caer del escenario y la guitarra se partió en 3 pedazos. Después de dos intervenciones de lauderos profesionales y una reparación en el taller de mi casa la guitarra sigue en pie, sonando como una fiera. Siempre que la conecto a un amplificador recuerdo el slogan de Gibson de los años noventa; “Only a Gibson is good enough”. 

Gibson es sinónimo de excelencia en construcción, calidad y su nombre es leyenda. Su modelo más exitoso, La Les Paul, es el estándar de excelencia para las guitarras eléctricas y su icónica figura es un símbolo del Classic Rock. Cientos de músicos han creado himnos inspirados en su único e inigualable tono. Y todo esto inició en un taller de carpintería en Kalamazoo, Michigan. Ahí un joven llamado Orville Gibson le dio vida a una mandolina basándose en el cuerpo de los violines de la época.

A partir de ese momento se dedicó a construir instrumentos acústicos que poco a poco irían cobrando popularidad dentro de la comunidad musical. Para 1904 la demanda de estos instrumentos creció de tal forma que ya era necesario formar una sociedad. Así nació la Gibson Mandolin-Guitar Manufacturing Company. Para 1910 la compañía alcanza la popularidad nacional gracias a su linea de guitarras Army-Navy flat-tops. Estas guitarras acústicas fueron diseñadas pensando en el ejercito de la Primera Guerra Mundial, por lo cual eran económicas y muy cómodas. En 1918 Orville Gibson muere a los 62 años dejando un legado de innovación y calidad que, como una semilla mágica, fue plantada por los que quedaron a cargo de la compañía para crecer hasta el cielo y pasar a la historia como la mas grande marca de guitarras. 

La marca tuvo sus altibajos, pero en 1952 construyeron el santo grial de las guitarras eléctricas; La Les Paul. Este instrumento patentado por el guitarrista de Jazz del mismo nombre representó para la compañía un salto gigantesco al se ser la primera guitarra de cuerpo solido y de gama alta e inmediatamente se colocó en el gusto de los músicos de todo el mundo cambiando la historia para siempre. 

Ahora estas legendarias guitarras llegan a Eusica, descubre por que Angus Young, Jimmy Page, Slash, Billie Joe Armstrong, Adam Jones, James Hetfield y Jim James entre muchos otros han escogido a Gibson para crear su música.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *